Home

Identificar personas y ponerlas a trabajar juntas es tarea relativamente sencilla. Pero…

¿Ser un gran equipo y conseguir resultados extraordinarios?

¿Qué tres comportamientos se viven a diario en los grandes equipos?

COMPORTAMIENTO 1: Dar feedback a los compañeros de forma oportuna sobre un comportamiento específico

Muchos profesionales encuentran especialmente complicado dar feedback entre “iguales”, entre “compañeros”. Cuando el feedback se da a un subordinado, el/la profesional se suele sentir autorizado a hablar, pedir, preguntar o liderar debido a que de forma natural, casi orgánica, parece estar permitido.

En los casos en los que el o la responsable tiene una fuerte conexión con los profesionales de su equipo, el flujo bidireccional de feedback también suele ser bien recibido. Pero ¿entre compañeros? ¿qué opinas? ¿cómo te lo tomarías?

La realidad es que este comportamiento ¡no es tan habitual! Muchos profesionales se sienten inseguros y se preguntan si es “correcto” o no dar ese feedback sobre una determinada situación a un compañero/a.

Dime si te suenan estas frases…

Si mi compañero/a quisiera feedback… me lo pediría, no?
¿Quién soy yo para darle feedback?

Estos pensamientos tratan de evitar la confrontación de ideas u opiniones. Y ese comportamiento genera una falta de apertura, transparencia, desconfianza y a la larga, genera malestar (e incluso conflictos de gran envergadura). ¡No caigas en ello!

COMPORTAMIENTO 2: Explorar y desafiar con respeto ideas preconcebidas

Todos hemos oído hablar del “pensamiento grupal”, del “pensamiento único”. Algunos equipos ven su capacidad de tomar decisiones rápidamente como un signo de una cultura de elevada productividad. Estos equipos suelen pensar ” ¿por qué gastar un montón de tiempo hablando de un problema, opciones o escenarios cuando está claro que tenemos una buena solución ? “

Hay personas, dentro de esta misma línea, que tienden a evitar el conflicto de la misma manera y harán cualquier cosa que esté en su mano para zanjar temas y pasar a otras cuestiones.

Este comportamiento de eludir las conversaciones más difíciles, más innovadoras, más creativas puede evitar ciertos conflictos a corto plazo pero suele crear grandes conflictos en el medio y largo plazo.

Los equipos verdaderamente productivos necesitan su tiempo para diagnosticar la situación, hablar, definir los problemas y desarrollar opciones, escenarios, cuestionar con respeto las ideas de los otros, explorar…. Y todo eso ¡antes de elegir la solución correcta!

Los miembros de un equipos de alto rendimiento se animan mutuamente a desafiar ideas preconcebidas y abrazan este comportamiento tan importante para la cultura del equipo .

 

COMPORTAMIENTO 3: Los miembros de un equipo (y tú mismo/a) tomáis responsabilidad sobre el proceso

Este comportamiento está muy relacionado con dar un feedback oportuno, basado siempre en comportamientos concretos. Pero significa algo más. Los equipos de alto desempeño son eficaces en la construcción de un proceso orientado al rendimiento.

Se fijan metas o resultados claros, definen de manera efectiva las funciones, los miembros de forma proactiva asumen responsabilidades (no se escaquean!), elaboran planes de acción y crean hitos o puntos de control para saber si su progreso está siendo significativo.

¿Te suenan estas excusitas? 

“¿Cómo voy a decir algo si mis compañeros olvidan una fecha límite? ¡Me puede pasar a mí!

“Requiere mucho trabajo estar constantemente revisando el progreso, realizando cambios en los objetivos, las expectativas y los plazos cuando las circunstancias evolucionan “.

Los equipos de alto rendimiento en contraposición, están comprometidos con la disciplina necesaria para cumplir su misión y objetivos y premian, alientan, recuerdan y animan a sus miembros a responder a las tareas y responsabilidades asignadas. Lo hacen de manera constructiva y proactiva.

Subrayo “contructiva” porque criticar para hundir, para dañar, humillar o desvalorizar la aportación de los compañeros nunca definirá a un gran equipo.

 ¿Y en tu equipo?

¿En qué medida dirías que estáis demostrando estos comportamientos?

Si te ha gustado este artículo y ha tenido valor para ti, ¡compártelo! 😉