Home

A la vez que celebrabas estas fiestas (¡y cometías algún exceso navideño de más!) es muy probable que hayas comenzado a pensar en qué retos, planes o propósitos te gustaría cumplir este año que comienza y aquellos malos hábitos que te gustaría abandonar para llevar una vida más plena y saludable.

Pero voy a ser directa e ir al grano.

Tengo que adelantarte que algunos de estos planes que puedes verbalizar no los vas a cumplir. Siento lanzarte un mensaje tan poco “happy” para empezar el año pero ¡tenemos que ser realistas! Hay veces que se dicen cosas de boquilla: que si voy a hacer esto, que si voy a hacer lo otro… y a la hora de la verdad, nos replegamos cual tortuguillas a nuestros caparazones.

Pero no te preocupes: si aplicas  estos 3 secretos y tácticas psicológicas básicas que quiero compartir hoy contigo, ¡tu capacidad de éxito aumentará!

3 secretos y tácticas psicológicas

para que consigas tus propósitos

 

  1. PERSISTENCIA. Lo sabes: quien la sigue, la consigue. Si no persistes a pesar de las dificultades, no vas a conseguir sea lo que sea lo que te propongas.

En un estudio llevado a cabo por la Univ. Hertfordshire con más de 5000 personas se descubrió que aquellas personas que tenían una “actitud fatalista” ante su propósito tenían menos éxito a la hora de cumplirlo.

Es decir, que cuando una persona pensaba que no iba a conseguir su plan, que era difícil, que en cuanto no avanzaba según lo había programado consideraba que había fracasado…¡tenía menos posibilidades de éxito!

Así que tienes que saber, creer y convecerte profundamente que van a aparecer obstáculos. Que un reto es eso, ¡un reto! Que no tienes todas las respuestas y que es probable que te equivoques. Pero si te dices al día siguiente mensajes como “sigo adelante” “lo vuelvo a intentar”, estarás siendo persistente. Estarás utilizando el primer secreto y eso…¡es camino directo al éxito!

2. CORRER LA VOZ. Tus amigos, tu familia, un nuevo/a conocido, un cliente… todos pueden ayudarte a conseguir tu plan.

Si te sientes cortado/a o te da un poquillo de “vergüenza” compartir tu plan, tu objetivo, el hábito que quieres cambiar etc.. entonces, estás olvidando el segundo secreto.

Debes saber que alrededor de ti hay muchas personas que pueden ayudarte. ¡Incluso aquellas personas que menos sospecharías que pueden echarte un cable! Los prejuicios no tienen cabida en este secreto. A veces personas más mayores o más jóvenes, a veces un/a cliente, tus compañeros/as o incluso el camarero del bar donde desayunas por las mañanas, pueden ser un elemento clave para ayudarte a avanzar.

¡NO TENGAS MIEDO! Comparte, cuenta, comunícate. Si buscas trabajo, dilo. Si quieres adelgazar o dejar de fumar, cuéntalo. Si necesitas tiempo para ti, exprésalo y negocíalo si es necesario.

throw-stone-into-the-water

¡Comparte tus inquietudes! Verás que cuando lances tu mensaje (como en la fotografía) llegará más lejos y es más probable que recibas la ayuda y apoyo moral que necesitas para seguir avanzando.

 

3. APUNTA TUS PROGRESOSSi no lo ves, no lo recuerdas.

Quizás este secreto te parece “naif” pero funciona. ¿Apuntas en algún sitio las cosas que has ido haciendo/cumpliendo?

La autoexigencia suele jugar malas pasadas y nos hace olvidar muchas veces el esfuerzo y los pequeños hitos que hemos ido consiguiendo. Por otro lado, generalmente somos buenos haciendo listas de cosas que tenemos que cumplir pero ¿eres bueno/a haciendo la lista de cosas que has cumplido?

Te animo a que de forma visual (bien en la nevera, en una pared, en un corcho, en post-its…), donde sea pero en un soporte grande y visible dejes anotado tus pequeñas victorias para que CADA DIA VEAS TU PROGRESO. Si no lo ves, te vas a desanimar. Si te desanimas, se te va a olvidar el secreto uno, el dos…. y ¡eso no lo queremos!

SON SOLO 3 SECRETOS. FÁCILES DE RECORDAR.

¿TE ANIMAS A APLICARLOS ESTE 2017?

¡Claro que sí!  Qué preguntas hago…. 🙂